miércoles, 26 de septiembre de 2012

Adaptándome a la nueva técnica



Parece ser que estoy dejando la lesión atrás. Una vez más no ha llegado la sangre al rio, no ha sido un asunto demasiado serio.

Domingo 10 kms a 4:50 min/km, sin ningún dolor. Lunes 4 km con las newfeel bastante bien. Lo de desarrollar la nueva técnica es costoso. Los primeros kilómetros salen bien, con los conceptos claros y concentrado en todo cuanto hago. Pero según pasa el tiempo corriendo todo se diluye, la fatiga aparece y la técnica flaquea. En realidad con llevar alineadas caderas, rótulas y pies ya supone mucha mejora, pues cómo ya he explicado, si no pongo atención en mi pisada mis pies acaban mirando hacia los lados, dibujando una fea "S".

¡Mira que postura más buena de POSE llevo!

Asimilar la forma de correr a cierta edad no será fácil. Pero no pienso echar vuelta atras, sin duda voy a correr SIEMPRE con el nuevo estilo desde la semana pasada. No auguro mucho futuro a mi hobby de correr de otro modo.

Al margen de eso, he pospuesto todas mis carreras que habia apuntado como objetivos a cumplir. Borro el contador y fijo la vista en la Behobia 2012 (02-nov). Llegaré corto. Lo sé.

Un hecho curioso es que llevo casi 3 meses sin poder hacer un cochinero en regla. Por más empeño que pongo no consigo un ritmo bajo, las medias quedan por encima de lo que en mi caso entiendo una carrera larga y suave. El domingo, sin ir más lejos pensaba hacer un cochinerete. Pero que no hay forma, me sorprendo a ritmos elevados. No quiero decir que la tasa de esfuerzo que percibo al correr es distinta de los ritmos que llevo. Porqué correr a 4:50 durante 10 km. me supone un esfuerzo importante. Lo que pasa es que no consigo bajar los ritmos, a no ser que me pare a andar, haciendo el siempre bien ponderado CACO (alternar entre caminar-correr).

2 comentarios:

  1. Menos mal que estás adaptándote...muy buenos ritmos. Paciencia...!!

    ResponderEliminar