lunes, 8 de septiembre de 2014

Whatever Happened, Happened.

Lamento muchísimo tener desatendido todo esto durante tanto tanto tanto tiempo. Los hechos luctuosos que este verano han ocurrido en mi persona me han alejado mucho de casi todo lo que era mi anterior vida, y no digamos de la faceta deportiva-estilo de vida sano que es de que lo este blog trata.

Mi triste sino cambió para mal (muy mal) un ya muy lejano 8 de junio donde me lastimé de gravedad mi tobillo derecho. Un esguince con rotura de maléolo con bastante mala pinta, aparte de añadido el traumatólogo me regaló un comentario sin que nadie se lo pidiera: "estos ligamentos tienen bastante rebaba, muy desgastados" va y me suelta el muy cabrón.

Tras 2 meses escayolado con bastante bajona al principio, por fin un día me liberan del maldito yeso, se me olvido hasta andar, y con una pierna casi el doble de gorda y musculada que la otra comencé ciertamente ilusionado la rehabilitación. No iba a ser fácil, pero es que casi nada nunca lo es.

A los pocos días de esto un cafre con todas las letras me arrolla con la bicicleta, me tira al suelo jodiéndome la clavícula izquierda...Ay amigos esto si que duele! Unos días bastante jodidos los que pasé. En el cambio de vacaciones de Julio y Agosto, muchos médicos de vacaciones, unos dicen que eso cura solo, otros que hay que operar...Me tiré 15  dias con un vendaje en 8, la forma conservadora que es como si te pusieran una cuerda atada a la espalda muy fuerte sumamente incómoda, para ver cómo los extremos fracturados se alejaban cada dia más. Al final me tuvieron que poner una placa con sus 10 tornillos para estabilizarla.

De eso hace más de 1 mes. Os podéis imaginar el porqué he abandonado este blog, lo último que me sentía en este mundo es corredor. Aunque lo que más me ha dolido de todo es no poder salir a pasear con mi niña, lo del verano clausurado en casa lo asumí como un mal menor.

Del tobillo me ha costado lo suyo, pero ahora "casi" esta sanado,  muchas noches con el pie en agua con hielos y un emplaste de arcilla verde para dormir le han hecho "entrar en razón". de la puñetera clavícula pues dando bastante guerra. Aunque casi todo el mundo me asegura que con el debido descanso y cuidados queda bien me esta dando su guerra en forma de contractura bestial por toda la zona expuesta.

Sólo ahora empiezo a ver cierto rayo de luz mu al fondo. Leeros cómo habéis seguido con vuestra rutina, vuestros entrenos, la ilusión por mejorar día a día es reconfortante. Aunque no haya comentado me habéis ayudado. Saludos.

6 comentarios:

  1. Ufffff
    No sabía de todas estas "aventuras" tuyas. Pues nada, paciencia (sé que es más fácil decirlo que tenerla) Piensa que son lesiones dolorosas y largas de curación pero realmente leves. De tu ilusión y tu compromiso en la rehabilitación no dudamos. Seguro que vuelves antes de lo que crees.
    Mientras tanto, seguiremos escribiendo tonterías en zapatillas de deporte, en nuestros blogs, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias novati, tu nunca escribes tonterias.

      Eliminar
  2. Miralo por el lado bueno...ya solo puedes mejorar jajjajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, hay gente mucho peor que otros, siempre mirar para adelante.

      Eliminar
  3. Vaya racha. Hay luz al final del túnel, tu objetico ahora será correr, sólo correr y pronto estarás ahí.

    ResponderEliminar
  4. Vaya mala racha. Muchos ánimos compañero. Paciencia y más paciencia. Por lo menos los pronósticos no son malos y al final del túnel te espera una recuperación total. Espero leer en breve que te has calzado unas zapatillas aunque sea para pasear por un jardín. Un abrazo

    ResponderEliminar